Clínicas dentales Dr. Toledo, médios técnicos novedosos
enero 10, 2013
Clínica dental en Paseo Sagasta Zaragoza
enero 12, 2013

Fuente de luz en el tratamiento dental

Existen diversos tipos de fuentes para polimerizar materiales restauradores dentales, dentro de ellos las lámparas halógenas y las lámparas LED son las más utilizadas por los dentistas. La lámpara halógena permite una adecuada polimerización de las resinas compuestas en sus múltiples usos por los odontólogos. Sus limitaciones son diversas: vida útil reducida (calculada aproximadamente entre 40 y 100 horas), degradación del filtro (expuesto a calor constante generado por el foco), disminución de la intensidad de luz emitida por degradación de sus componentes. Este es el motivo por el cual muchas empresas de tecnología dental están dejando de fabricar este tipo de lámparas.
La introducción de las lámparas LED al mercado se dio con el fin de superar las limitaciones de las lámparas halógenas; además, presentan ventajas como: mayor tiempo de vida útil (10000 horas), no necesitan filtros y tamaño reducido. Las primeras lámparas fabricadas para odontología con esta tecnología emitían baja intensidad de luz por lo cual no podían utilizarse en tiempos clínicamente aceptables.
Por otro lado, la luz se emitía en un estrecho rango de longitud de onda, entre 450 y 500 nm, longitud de onda que es óptimo para la alcanforquinona (CQ), sin embargo es inadecuado para otro tipo de fotoiniciadores con espectros de absorción de luz que oscilan entre los 400 a 450 nm.16 Nuevas generaciones de LEDs se han lanzado al mercado con mejoras sustanciales que permiten su uso en la clínica dental.

Deja un comentario