Nos debemos a nuestros pacientes
agosto 15, 2014
Dentista Las Fuentes Zaragoza
Diferentes patologías que afectan a nuestra salud dental
septiembre 4, 2014

Prácticas recomendables de higiene bucal

El cuidado dental intenta, entre otros objetivos, de asegurar la preservación del esmalte, capa invisible que cubre y protege el diente.

El cuidado dental intenta, entre otros objetivos, de asegurar la preservación del esmalte, capa invisible que cubre y protege el diente.

La integridad del esmalte está sujeta todos los días al ataque de los ácidos presentes en los alimentos que comemos, los alimentos y bebidas, que contienen una baja concentración de PH, foco de desgaste principal del propio esmalte.

Por esta razón, debemos en primer lugar conocer el nivel de acidez de un alimento o una bebida y saber cómo comportarnos con respecto a la higiene bucal que debe adoptarse para defenderse del proceso de deterioro y para combatir la aparición de manchas y del antiestético color amarillento.

Los niveles de pH en los alimentos y las bebidas están entre 0 y 14 y, cuando estos niveles estan por debajo de un valor de 7, se convierten en perjudiciales para el esmalte, y más aún si se encuentran por debajo del valor de 5,3.

Los alimentos que contienen más ácidos son entre otros: el vino, los refrescos, el jugo de naranja, las fresas, la piña, la manzana, las uvas, sólo por mencionar algunos.

Desde la clínica le recomendamos que tras comer estos alimentos y bebidas indicados conviene no cepillarse los dientes inmediatamente debido a que el contenido de ácido de estos alimentos mata la capa del esmalte y hace que el esmalte sea vulnerable al paso del cepillo de dientes.

Si el cepillado es enérgico, y aunque aparentemente el daño causado no es visible, con el tiempo aumenta la sensibilidad, y sólo el dentista puede notar este proceso de deterioro del esmalte.

Por lo tanto es recomendable usar un cepillo de dientes con cerdas suaves y esperar al menos una hora tras ingerir éste tipo de alimentos antes de adoptar las recomendadas prácticas de higiene bucal.

Por esta razón, es importante redundar en la vigilancia acudiendo a su dentista regularmente y reforzar los cuidados utilizando una crema dental con flúor y pH neutro para crear una defensa eficaz para el esmalte. En particular, es deseable utilizar una pasta de dientes sin gránulos o sustancias blanqueadoras.

Para proteger los dientes acaba por tomar algunas precauciones sencillas pero importantes, como la de no mantener bebidas ácidas demasiado tiempo en la boca, no masticar demasiado tiempo la fruta y enjuagarse la boca con agua al final de las comidas.

Comments are closed.