IMPLANTES DENTALES CON CARGA INMEDIATA
diciembre 13, 2013
Dentista Actur Zaragoza
Estudio de un caso de tratamiento de conducto radicular
diciembre 29, 2013

Periodontitis. Una enfermedad silenciosa

La prevención y una correcta higiene oral en el hogar (cepillado y el uso eficaz del hilo dental) y las visitas regulares al dentista y a los higienistas orales son imprescindibles.

¿Sus encías sangran con facilidad?

¿Siente sus encías inflamadas y poco saludables?

¿Sufre sensibilidad dental?

¿Tiene sabor desagradable en la boca?

Si usted tiene uno o más de estos síntomas entonces lo más probable es que tenga la enfermedad periodontal, una enfermedad silenciosa y sin dolor que está destruyendo su salud oral.

Esta enfermedad se inicia con la acumulación de placa, que se compone de bacterias, saliva y restos de comida.

La placa bacteriana comienza a situarse en el espacio biológico entre el diente y la encía, también conocido como surco gingival. Poco después, la encía comienza a inflamarse, debido a la agresión de la placa. Si no se elimina diariamente con el cepillado y el hilo dental, la placa calcifica y se formará el sarro.

El sarro es muy perjudicial para la salud de sus encías, el hueso alveolar y el ligamento periodontal. Es el responsable de la pérdida de hueso que sostiene los dientes, provocando que dientes sanos (sin caries o lesiones) tengan que ser finalmente extraídos.

No todas las personas están predispuestas a sufrir esta enfermedad. Algunos estudios muestran una relación genética entre las personas afectadas por la enfermedad periodontal.

El gran dilema de la periodontitis es que se trata de una enfermedad silenciosa e insidiosa. El resultado final es la destrucción de los tejidos de soporte del diente y por consiguiente la pérdida de los dientes implicados. La enfermedad puede llevar años desarrollándose, pero cuando el paciente se da cuenta a veces es demasiado tarde.

Esta es una enfermedad que no tiene cura, pero, afortunadamente, se puede controlar. La prevención y una correcta higiene oral en el hogar (cepillado y el uso eficaz del hilo dental), y las visitas regulares al dentista y a los higienistas orales son imprescindibles. El diagnóstico precoz y tratamiento de esta enfermedad es prioritario.

Ana
Ana

Deja un comentario